Objetivo curso 15-16

PAZ SENCILLEZ
La paz es equilibrio, estabilidad y se puede concebir como entendimiento y buenas relaciones entre grupos. Es un derecho que corresponde a toda la humanidad, y sirve de cauce para que todos los conflictos se solucionen fomentando relaciones de amistad entre los diversos pueblos, basándose en los principios de igualdad y libertad. Cuando las personas llevan su mente al nivel del silencio de la conciencia, se promueve la cohesión, se superan las dificultades y aumenta la cooperación. La paz individual se convierte así en paz colectiva. Es la “calidad de lo que no tiene artificio ni composición”; lo que carece de ostentación y adorno; lo que no ofrece dificultad; el que no tiene doblez ni engaño y dice lo que siente. La sencillez es, pues, autenticidad, transparencia, verdad. La persona sencilla resulta, por eso, cercana, coherente, clara, veraz, creíble.La sencillez evangélica es nuestro carácter distintivo. Configura el propio estilo de vida (…). En el espíritu de la Congregación la sencillez significa buscar  solo a Dios y su Reino, fe humilde y confiada en el Señor, hacerse pequeña con los pequeños; transparencia, humildad y rectitud de corazón, vida sencilla en el comportamiento personal, en el uso de las cosas y en el trato con los demás, y no tener cuidados inútiles, para ocuparnos solo de Cristo y de nuestros hermanos. Art. 11.
  • ACTITUDES:
  • ACTITUDES
Primer trimestre Primer trimestre
DIALOGOEl diálogo genuino intenta buscar la verdad y fomentar el conocimiento sin prejuicios, a diferencia de la retórica que busca persuadir y convencer a través de una manipulación de la opinión

RESPETO

El respeto es aceptar y comprender tal y como son los demás, Pero no solo a las personas se les debe el respeto más profundo sino todo aquello que nos rodea.

 

HUMILDAD: SER UNO MISMO,  IR A LO ESENCIAL y NO APARENTARHUMILDAD: EL CAMINO PARA CRECER. Aquel que sabe hacerse servicial de los demás crece, crece en generosidad y amor. Crece en amistad. Tus amigos te recordarán por lo que has hecho por ellos. Los que te rodean sabrán que les has amado si te has puesto a su nivel o incluso por debajo de ellos ayudando. Eso no quiere decir que debamos perder nuestros papeles: el padre debe tener autoridad sobre sus hijos pero con cariño, con sencillez, sabiendo servirle en sus cosas y guiándole en su camino.

Camino de la humildad, saber sacrificar mi tiempo, saber ser pacífico y solidario. Servir para crecer, amar por amar. Y a la vez aceptar nuestras limitaciones para superarnos.

“Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón y hallaréis descanso para vuestra almas, porque mi yugo es suave y mi carga ligera”(Mt 11,29-30)

 

Segundo Trimestre Segundo Trimestre
PERDON Y NO VILENCIAPadre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga tu reino; hágase tu voluntad, así en el cielo como en la tierra; el pan nuestro de cada día dánosle hoy, y perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos dejes caer en la tentación, más líbranos de mal”

Beneficios del perdón:
    ¿A qué nos conduce el perdón? ¿Por qué debemos perdonar? Cuando perdonamos de verdad, suceden cosas maravillosas tanto al que perdona como al perdonado. Es como abrir una llave con gran caudal de agua y dejarla correr. Los resentimientos, culpas y enfermedades del alma se lavan, se limpian, se liberan. La alegría y la paz nos inundan, nos sentimos felices, humildes, íntegros, livianos y libres para amar, casi perfectos. Se abre una fuente de amor que estaba cerrada. Colosenses 3: 12-14. Vale la pena perdonar, porque no hay terapia más liberadora que el perdón. Efesios 4: 31-32.

 

La violencia, sea esta verbal o física, genera grandes daños tanto en la mente, en el cuerpo como en el alma, por ello Dios por amor a nosotros nos invita reiteradamente a vivir en el amor, en la paz. Pero ante todo recuerda que la paz comienza por ti, en tu casa, si quieres no-violencia en tu vida comienza a trabajar en ti mismo, en tu casa.

 

Los pacíficos son cordiales, tolerantes, fuertes, justos, flexibles, ecuánimes en cambio los violentos son bruscos, intransigentes, injustos, crueles, desalmados, tercos, insensatos.

 AUSTERIDAD “Los creyentes vivían todos unidos y lo tenían todo en común; vendían sus posesiones y bienes y lo repartían entre todos, según las necesidad de cada uno” (Hch 2, 44-45). Austeridad en el evangelio El hombre es un ser que tiene necesidad de cosas materiales  para vivir, para ser persona. El precepto de Dios que recoge el Génesis (Gen 1, 28): «Sed fecundos y multiplicaos; llenad la tierra y sometedla; dominad en los peces del mar, en las aves del cielo y en todo animal que serpea sobre la tierra…», nos dice con toda evidencia que es un derecho y un deber del hombre poseer y usar los bienes materiales que proporciona un orden económico recto. Cuando hablamos, pues, de austeridad desde el Evangelio no lo confundimos con un menosprecio de las cosas materiales o como si la posesión y disfrute de ellas fuese un mal para el hombre; al contrario, por austeridad entendemos no una renuncia a la posesión y uso de riquezas, sino unas formas de tenerlas, de usarlas, que favorezcan el desarrollo integral y equilibrado del hombre que las necesita. Favorece a la libertad del hombre y a amos fraterno como valores de vida.

NO OSTENTAR, APRECIAR LOS PEQUEÑO, NO SER CONSUMISTA

Tercer trimestre Tercer trimestre
 “Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados..” Mt    5,6TOLERANCIA ¡Cuando soy tolerante y actuó con justicia, comprendo a mi compañero, si cometió un error, y lo ayudo!

Si enseñamos a los niños a ser tolerantes desde pequeños les estamos sembrando una semillita de paz en su corazón.  El hecho de conocer al otro y aceptarlo los ayuda a ponerse en el lugar de los demás y evitar juzgar, y criticar.  Más aún aceptar la diversidad y ser flexible con los demás.

JUSTICIA

Por justicia debe entenderse el reconocimiento de la dignidad de toda persona, sus derechos humanos fundamentales, la libertad de cada uno, la ausencia de discriminaciones por causa de la fe, de la raza, de la cultura o del sexo. Por justicia debe entenderse el derecho de toda criatura humana a la vida, a la tierra, al alimento, al agua, a una educación que la haga plenamente consciente de esos derechos suyos, y capaz de autodeterminación en su vida. Este bien personal supone el bien común, la justicia social, sobre todo con respecto a los pobres, el equilibrio social y la estabilidad del orden social y político (Juan Pablo II)

LIMPIOS DE CORAZÓN: SINCERIDAD, La sinceridad es el modo de expresarse sin mentiras ni fingimientos. El término está asociado a la veracidad y sencillez, e implica el respeto por la verdad. Es uno de los elementos o de los valores más importantes y más loables de una persona, ya que se basa en ser y actuar tal como uno es, siente o piensa, dejando de lado todo tipo de engaños o hipocresías.

 

BUSCAR A DIOS,

Dios está en la vida de toda persona”

Es verdad –señala- que tenemos la tentación de buscar a Dios en el pasado o en lo que creemos que puede darse en el futuro. Dios está ciertamente en el pasado porque está en las huellas que ha ido dejando. Y está también en el futuro como promesa. Pero el Dios concreto, por decirlo así, es hoy. Dios está en la vida de cada uno. ..Se puede y se debe buscar a Dios en toda vida humana. Aunque la vida de una persona sea terreno lleno de espinas y hierbajos, alberga siempre un espacio en el que puede crecer la buena semilla. Es necesario fiarse de Dios”. (PAPA FRANCISCO)

 

TRANSPARENCIA

La sintonía entre los dos ejes: el yo profundo y el yo consciente haría a la persona auténtica y

transparente. Siempre que ese proceso ocurre, la persona revela densidad y entereza. No posee doblez. Es solar y diáfana. Es

transparente y auténtica. La persona auténtica muestra suavidad en su ser y en todo lo que hace. EL AGUILA Y LA GALLINA, de Leonardo Boff , (Extracto de la Pág. 95)

Frutos de la transparencia

El principal fruto de la transparencia es la paz que se engendra en el propio corazón y que crea en el entorno en el que la persona transparente vive.

La transparencia ayuda a construir la verdad, la armo- nía, la comunión en el ámbito en el que se vive. Genera con- fianza y seguridad.

 

HONRADEZ:

Ser sincero con uno mismo y con los demás, vida transparente caminando en  verdad y sin engaño en todo momento.