Comunicado del AMPA

En relación con la PROPUESTA PROVISIONAL de fecha 7-Abril-2017 de la Comisión de Conciertos Educativos del Principado de Asturias, emitida desde la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno del Principado de Asturias, por la que se comunica EL CIERRE DE UNA DE LAS DOS AULAS DE INFANTIL DE NUESTRO CENTRO EDUCATIVO, la Asociación de Padres de Alumnos del Colegio Santo Ángel de la Guarda (AMPA) manifiesta lo siguiente:

  • La anulación del 50% de las aulas de infantil (que son las destinadas a las niñas y niños de 3 años, en su primera etapa de escolarización) aboca a nuestro centro a una progresiva disminución delresto de aulas en años venideros pues, los mismos, son la base para garantizar y mantener un mínimo de alumnos en las aulas superiores.
  • De igual modo limita, a la baja, nuestra capacidad para absorber alumnos de otros centros una vez iniciado el curso escolar; hecho este (cambios de centro escolar por múltiples motivos) que siempre suceden y que, ahora, podemos atender precisamente por disponer de esta dos aulas.
  • También denunciamos que el actual “criterio de autorización” utilizado por la Consejería para determinar el número de aulas concertadas autorizadas en cada Centro Educativo, y que está basado en la masificación intencionada del aula hasta completar el máximo de niños permitido (25 niños por aula), constituye un círculo vicioso del que es imposible salir con éxito, por cuanto que, intencionadamente, se busca que en el Centro Educativo haya más “alumnos aspirantes”que “plazas” para, a continuación, permitir sólo el funcionamiento del aula completada al mismo tiempo que se persigue denegar el aula incompleta.
  • Así pues, este “criterio de autorización”, siempre, dejará fuera alumnos, justificará el cierre(nunca la apertura) de aulas y desincentivará la elección de nuestro Centro por parte de lospadres ante el temor cierto de saberse fuera del cupo permitido. Repetimos, todo un círculo vicioso.
  • Se produce pues un fenómeno pernicioso de retro-alimentación negativa por el cual… no se pide plaza ante la probable imposibilidad de obtenerla y, a continuación, al no haber aspirantes de más sobre el número máximo permitido, se procede al cierre de Aulas. Con este criterio, repetimos, siempre, se cerrarán aulas nunca se abrirán de más.
  • En este sentido, creemos que “el criterio de autorización” del número máximo de aulas concertadas permitido por Centro, debería estar más ligado a las instalaciones y capacidades socio-educativas del Centro Educativo en cuestión (según los parámetros de calidad que la propia Consejería establezca) para, de este modo, no disminuir la oferta educativa de nuestra región y no coartar el derecho de los padres a la libre elección de Centro Educativo. Ello redundaría además en beneficio de ambas redes Pública y Concertada; y también del erario público que todos sufragamos porque, como es conocido, el costo de escolarización por alumno en las Aulas Concertadas es significativamente menor. Con ello, combinamos pues Libertad y Ahorro Económico pudiendo enfocar la gestión hacia el aumento de la Calidad Educativa en todos los Centros de ambas redes (haciéndolas más atractivas para los padres) que debiera ser el objetivo común de nuestra sociedad.
  • De igual modo creemos llegado el momento, dado que el declive demográfico lo permite, de replantearse el número máximo de alumnos permitido por aula; y es que, en líneas generales, y más en estas primeras edades, 25 niños por clase es un auténtico despropósito que no redunda en beneficio de la calidad educativa. A todas luces, 20 niños por Aula es más que suficiente, incluso creemos que es todavía una cifra alta pero, al menos, mejor que la cifra actual. Por ello proponemos aumentar automáticamente el número de aulas autorizadas para todos los Centro Educativos en función de esta nueva cifra atendiendo todas las peticiones de escolarización de los padres siempre y cuando el Centro Educativo tenga instalaciones físicas y capacidades socio-educativas para absorberlos.

En definitiva, la situación actual es un auténtico despropósito. Todo un círculo vicioso que, en nuestro caso, acabará, al final, con el cierre de todo el Colegio y la progresiva disminución de las Aulas Concertadas en toda la región limitando de facto la libre elección de centro educativo consagrada en el artículo 27 de la Constitución Española. Derecho que constituye uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad aunque también uno de los más controvertidos ideológicamente. Prejuicio ideológico que, a la postre, puede ser la motivación última que subyace en este nefasto y pernicioso criterio de asignación de aulas concertadas que, para más inri, no responde a la realidad porque en mucho casos el criterio de elección de centro de los padres está más relacionados con otros factores como por ejemplo la ubicación del centro, los horarios, motivos sentimentales, etc. y no tanto con motivos ideológicos que, si acaso, están más en la mente de los políticos que de los padres.

Nuestra Asociación de Padres y Nuestro Centro Educativo es un buen ejemplo de ello porque hay padres y alumnos de toda clase y condición, tanto social como política.

Ante esta situación, Y DADO QUE EN NUESTRO CASO, CERRAR UNA DE NUESTRAS DOS AULAS DE INFANTIL SUPONE, DE HECHO, PONER EN RIESGO TODA LA VIABILIDAD FUTURA DEL CENTRO, el AMPA solicita que:

NO SE APLIQUE, BAJO NINGÚN CONCEPTO, EL RECORTE (-50%) DE UNA DE LAS DOS AULAS DE EDUCACIÓN INFANTIL porque limita la libre elección de centro por parte de los padres y porque “operativamente” un centro de estas dimensiones y características socio-educativas precisa un mínimo de dos unidades de infantil para preservar su entera subsistencia como proyecto educativo integral.

Confiamos que, tal y como ha señalado el Consejero de Educación, esta sea realmente UNA PROPUESTA PROVISIONAL y que, por tanto, en Septiembre, en la fecha señalada por él mismo, no se produzca el anuncio definitivo del cierre.